lunes, 20 de mayo de 2019

Mientras vivo,...

Ensimismados en esas circunstancias que embriagan todo de costumbres o maneras para pasar el rato, método de seducción que los amolda a una simple vida, donde el cotidiano marca las tendencias que son llevadas a cabo para la convivencia que se les otorga.
Tal es el miedo a la muerte, que evitar un simple pensamiento de angustia, viene siendo el fin de toda terapia en el juego al despiste. Despiste que te acompaña en cada respiro y viene formando parte de esa compañía que se prolonga en la vida.
Y que sería de la estupidez humana, si en el meditar no formara parte ese pensamiento,....
Todos los caprichos que te van en ganas de desafiarla, en anteponerse  en el mismo tiempo, que de despistarla es simple criterio de un miedo prohibido.

Somos ese paso que dejando huellas,
pasan misma vida en un destacar,...
y el paso del tiempo pisa sobre ellas,
por que solo el mismo las puede borrar.

Tiempo que se ajusta palpitando al lado,
de esos corazones que en ritmos se mueven,...
tiempo que te deja en ese ya marcado,
de tiempo preciso que en tiempo se lleve.

Tiempo ya perdido de un antepasado,
tiempo de un futuro que está por venir,...
tiempo que en presente se queda parado,
porque en los recuerdos vivo y soy feliz.

Raquel Ordóñez Marqués




jueves, 16 de mayo de 2019

Digo lo que pienso,...

A mi no me vas a convencer ni mucho menos chantajear mentalmente por un trabajo que ejercer o una hipocresía que seguir,... carezco de apego que en misma conciencia no sea la propia quien obre en constancia.
No tengo remilgo en decirte en claros todo lo que en vida sea de verdades una gran cruzada, todo el que rehuyes que te marca en fines ese gran acierto, misma la vergüenza que voy resaltando y en palabras ciertas  dejo como huella en el mismo paso.
Soy esa tormenta que resalta fácil todo lo que temes, la palabra firme que te hace temblar.
Vives de mentiras que en tu propio mundo se van anudando, y te atan cerrando en el paso que dieras una y otra vez. No soy tan sencilla como vienes viendo y vas en comparsa contando sin más,...
Digo lo que pienso porque calo al paso trampa e intereses, siendo facultades que la vida enseña en la misma experiencia y es que lo vivido siendo en diferencia no es monotonía,  si no circunstancias en su variedad.

Digo lo que pienso y me guardo parte,
porque en esta vida siempre hay que guardar,...
y siendo en previstos te lo muestro en arte,
porque dando todo nada se sabrá.

Soy esa mirada que en el paso dicta,
todos los sucesos de un tener en cuenta,...
y en los mismo pasos voy dejando pistas,
por si aprendes algo y te sirven de renta.

Zanjo las cuestiones que son de un plural,
dando el do de pecho que lo afirma todo,...
y con piezas hago ese gran mural,
que contando todo  depende de un modo.

Soy como un enigma que te va intrigando,
y en el acertijo dejo un que pensar,...
porque siendo libres vas averiguando,
de mentira expuesta alguna verdad.

Raquel Ordóñez Marqués







domingo, 12 de mayo de 2019

El porqué de tanto porqué,..

A veces miro a mi alrededor y veo más allá de las intenciones de cada uno, donde la picaresca o intereses personales hacen oficio dependiendo de los mismos.
No se lo que se puede pasar por la cabeza de aquellos que tutelados, se abandonan a las mismas circunstancias que les otorguen, sin luchar por variarlas o mejorarlas en su beneficio, pero tampoco veo mucho esfuerzo por la motivación que conlleva a esos profesionales a identificar, para la oportuna intervención que corresponde a sus conocimientos, para trabajar en beneficio de una realidad que absorbe , lo que de la mentira es escusa de abandonarse por completo y dejar que el tiempo pase simplemente por que debe pasar, sin más esfuerzo o intención que la de vaguear las veinticuatro horas del día.
Desconozco la desolación de una persona que ignorante no ve más futuro que la de vagar por la situación que les embargue, supongo que nadie puede obligar a nadie ha hacer lo que no quiere, y hasta ahí todos de acuerdo, pero tampoco pueden utilizar esa inteligencia que presume de puestos y protagonismos para convencer con métodos de convicción a aquellos que necesitan mirar más allá de su horizonte ¿? entonces de que sirve la profesionalidad presumida ¿?. De qué sirve tanta terapia y tanto taller abandonado para aquellos que de verdad tengan intención de mejorar y que de igual manera les absorbe el tiempo y la monotonía de un constante perenne en lo mismo ¿?.
Admiro lo que de practicas, puede llegar a ser un compromiso que de intenciones ven su caída en la premisa de su ignorancia, y que de igual modo o manera busca en la experiencia un grado más para justificarse o afianzarse en sus logros, pero no veo más compromiso.
Si con los casos más difíciles, vemos este tipo de tolerancia al acostumbrado que ignora la realidad y no hacemos nada, damos por hecho que a quienes se pudiera salvar de estas garras, se les empuja al mismo camino que denomina ya una continuidad de necesitados y cargos que se benefician de las subvenciones para alimentar este mismo cáncer.
Luego no hay más salida que este tiempo al pasar,....

Se me fue la cabeza que a ilusión abandono,
y me impongo maneras de un poder descubrir,...
que en la vida me diera lo que en ser no es un tongo,
y en los sueños que tengo me dejaran vivir.

Entretengo en momentos este tiempo perdido,
que entre letras proclama una falta de hacer,...
que describa de sueños los que mismo he vivido,
y los mismos que tengo que de tiempo es poder.

Hoy que puedo te digo que no pierdas el tiempo,
y que en huellas me dejes carcajadas de haber,...
pues si estudio lo pienso y en tus letras lo siento,
y del tiempo es motivo que te pueda querer.

Raquel Ordóñez Marqués


viernes, 10 de mayo de 2019

Somos diferentes,...

Toda experiencia es fruto de maduración en las distintas etapas que la vida nos ofrece con el mismo tiempo. Y todo tiempo es necesario para alcanzar ese maduro que nos enseña a ser cuando menos mejores personas, o más conscientes al respecto de las circunstancias vividas.
Bien es sabido que cada uno vive las suyas propias y que malas son las comparaciones que nos conllevan a esas diferencias que en criticados, nunca sostienen un equilibrio en la balanza que justifique nuestros propios gustos. Pero podemos aprender con el día a día a justificarnos con las mismas que nos acarreen distintos comportamientos a exponer, entre tantas diferencias por existir y de igual manera a enseñarnos mientras aprendemos a entendernos en esas que son tan destacadas en las mismas de haber.
Nos confundimos en el menosprecio de debilidades o discapacidades que por detallados pueden marcar como diferencia, diferentes conceptos a tener en cuenta por el variado de las mismas a descubrir por su variedad en una multitud. Y nos atrevemos a exponer criterios que solo detallan esas diferencias que por ignorancia, van cerrando pasos a quienes de iguales no tuvieron nada en esa simple vista. Somos diferentes y como es corriente nadie se preocupa de las mismas causas, no siendo en gestiones que de mentes fáciles sea misma secta quienes adoctrinan para ese redil.
Son esos derechos que van recogiendo detalles y habidos, los que igual se imponen en los ya cercados por gusto o criterio de masas que mueven intereses propios de gestión impropia.
Y no es en concisos requisito de alguien un justificado, que en comportamientos y en resoluciones no den una vista que en sus diferencias mueva en inquietudes masas de otros bandos.
Hoy aprendemos a diferenciar lo que de igualdad no es un logro habido, que en los intereses haga una comuna de posible acierto y en el mismo tiempo lo que de importancia hace que el debate sea misma causa de un llegar a acuerdos. Esa diferencia que mantiene alerta causa en los motivos, que motiva a tantos en comunicarse y alcanzar acuerdos.

Somos gotas de agua, que viajando juntas,...
marcan diferencia en sus muchos caudales,
masa que las une cual si fueran una,
y mantiene unidas en ese compás.
Mira que te digo en esta hora punta,
todo lo que quieras que de igual ya sabes,...
y es el mismo mundo esa propia cuna,
que acunando a todos tu debes mirar.



Agua de los ríos agua de los mares,
aguas diferentes siendo del arroyo,...
aguas de las lluvias que cayendo a pares,
hacen en sus hilos cuestión y meollo.
Aguas con motivo de esperanza expuesta,
aguas que en granizo hielan un porqué,...
y esas naturales que la vida presta,
aunque los motivos nunca los sabré.


Raquel Ordóñez Marqués

miércoles, 24 de abril de 2019

El debate decisivo,...¿?

Son contratos fijos que no indefinidos, los que de basura no hacen referencia que en hechos familia vean confianza de un saber seguro. Son el mismo ancla que va afianzando en pasos camino de un riesgo a lanzarse, no esa firme meta que pintan en días los muchos variados , que ya se confirma te marcan finales de inciertos seguros.
Es una condena que va empobreciendo lo que de natalidad no es firme de habidos que lleve a seguros y puedas lanzarte de modo que entiendas. un paso atrasado que va dibujando el pintor de este cuadro, que pierde matices en vista a terceros.
Son pobres la formas que adopta la masa que agolpa en colores y crea un abismo de efecto a un reflejo que pierde ese firme que avista los modos.
Un complejo expuesto que va vislumbrando visiones muy cortas de tiempo en perdidos, que tiene un alcance que expone en obtusos futuros soñados.
El tira y afloja que expone en mentiras ocultos presentes, que arrastran pasados de frágil postura y batallas perdidas en mismo debate.
Hoy en la basura me encuentro contratos, que pierden mi tiempo en debates habidos, que van simulando un futuro de sueños, ilusos que exponen su misma osadía.
Hoy no tengo nada que lleve a posturas de firmes que ajustan, pisadas en huellas que marquen camino, solo ese nublado de ciegos tan sordos que no vieron nada y escuchan silencios.


Hoy te digo en modos que puede comprendas,
no tires mi vida hacia atrás sin mirar,...
porque el dicho dice que puede que aprendas,
lo que en tiempo absurdo hasta era pensar.

Mira los problemas que nos vas sumando,
en lo que de restas no es de tu contar,...
y lo que de deuda vienes alcanzando,
sin mirar pasados que nos daban más.

Es mismo egoísmo lo que cierra en pasos,
y en las huellas duda son mismo crear,...
lo que en tus promesas ya marca un fracaso,
que en el cuadro pintas cual colorear.

Todo son mentiras todo es un engaño,
y va limitando a esos que sin más,...
recogiendo frutos solo ven el daño,
que dejas presente en el mismo pasar.

No hay futuro visto todo a envejecido,
y en tu puesto inerte todo es invernar,...
y un pasado advierte en todo lo vivido,
que lo mismo dado solo era restar.

no tienes más caso,....

Raquel Ordóñez Marqués.


sábado, 20 de abril de 2019

Tiempo que me dieras que no fuera mío,...


A veces no nos damos cuenta, de que todos caemos en las redes de la enfermedad , de que todos caminamos en un mismo rumbo destino del fin. Da igual cual te toque vivir, ella te arrastrará a ese deterioro que supone un desenlace u otro.
Si con ello en conciencia se abren las mentes de quienes padecen de ese egocentrismo que vive en ilusiones la inmortalidad, la pretensión del mismo texto llevara a buen recaudo a quienes ausentes padecen de esta ignorancia.
Ese trato en diferencias, de edades o males que lleva a intrigantes motivos de alerta, ese que supone se exime de todo lo que en vida dado no miraba nadie y fue en vejatorios males que sumar.
A veces la profesión, no va en acordes con esa vocación que tanto bien hace, a veces solo es paso de cuentas y sumas que restan la vida.
Son esos mayores el foco de alertas que llevan a casos de pena y tortura, esos que llegaron en tiempos pasados y fueron conquista del logro y alcance, ese deterioro que a todos nos llega de vuelta a un principio, cuidados requiere que mismos nos dieron en su vida y paso.
Todos sin más miras sufren en la vida una cosa u otra, dice la vejez, que en tiempo es constante del tiempo que pasa , que mira la vida con ojos cansados y sufre en los mismos  el paso y avance de cambios que haya. Carcasa que esconde ilusión que había y sueños perdidos,...

No me trates mal al paso que dieras,
solo sumas pena que el tiempo me ha dado,...
y aunque finjas verlo y no lo supieras,
este tiempo es mio y vengo cansado.

Son tantas las cosas que he visto en la vida,
que viajar no pude aunque fuera un sueño,...
y con esto dejo marcada una intriga,
de lo que pensando mismo soy yo el dueño.

Años que he vivido y siempre aprendiendo,
a sumar los mismos que restan mi vida,...
y es que el tiempo dicta y lo voy sintiendo,
y es que el tiempo enseña y de igual te hostiga.

https://www.youtube.com/watch?v=ejjdJwVWSME
Raquel Ordóñez Marqués.

jueves, 18 de abril de 2019

respira,...

Voy caminando en caminos que se encierran en sus vueltas, voy persiguiendo destinos que te suman en sus restas,...
Empezó ayer ese día que en pasado siempre habla, que te lleva en pensamientos y recuerda años enteros, que te aflige en la nostalgia o se alegra en paso dado, empezó con el silencio que persigue en misma vida, un momento que te arrastra hacia todo lo vivido.
Hoy caminan los recuerdos de armonía con el tiempo, como solo una vivencia es presencia del presente, como cuento de una historia que recorre en su proceso, una vida con sus sumas en la resta de un destino.
Se agradecen las miradas que en el paso recogiendo, son motivo de una suma que se aprecia sin más caso y en la resta lo que el tiempo va sumando con los años, que experiencia dicta y dice que es motivo de maduros.
Hoy te miro desde un punto, que en seguidos va contando ,lo que el tiempo en sus alientos va dictando en su que hacer, y te digo desde el alma que en vivir a endurecido, que esto nunca fue un asunto sino el mismo enriquecer. Cuento, digo sumo y sigo y en camino he de decir, lo que igual nunca consigo porque no lo he de vivir.

Solo paso como el viento ,
solo miro en el pasar,...
y hasta voy tomando aliento,
porque puedo respirar.

Ya no quedan los perjuicios  que contando en el sumar, solo van dando desquicio que hasta son perjudicar, miro , río, y hasta en su mismo aprender, se deshacen esos líos, que en la suma son perder.
Hoy sonrío por la historia, que te cuenta tantos casos, y me aflige la memoria en aquello que es fracaso, pero miro sin medida lo que en peso va sumando, y repito lo que diga, porque dicen que hay que ir dando.

Hoy te cuento en un sencillo,
que en palabras es un dar,...
lo que en ir sacando brillo,
solo puede deslumbrar.

Un poquito de paciencia,
la constancia de este tiempo, ...
y entre letras la evidencia,
lo que igual digo a los vientos.

Raquel Ordóñez Marqués.


 

martes, 16 de abril de 2019

Que viene el lobo,....

La verdad deja un rastro que persigue a la vida, manifiesto de hechos en constante armonía, que dejando su huella ya confirman la misma.
La mentira persigue un laberinto de enredos, que ensombrece miradas alertando la intriga, y es un viaje sin fines de ese afán en rodeos, que se lleva tu tiempo sin aliento en posibles.


Hoy te miro y me apena ese afán de engañar,
de costumbres que advierten un constante mentir,...
de los modos y formas que su mismo enredar,
solo son paso ausente que no puede existir.

De los cuentos, historias son el don de contar,
los que inventas al tiempo de ese igual resistir,...
pero igual se te olvidan y no son recordar,
y el que mira percibe que no es propio vivir.

De los mismos, pastores daban voces de alerta,
donde igual multitudes procedían a ir,...
y es el tiempo quien quita esa falsa careta,
de ese lobo cautivo que persigue el mentir.

Raquel Ordóñez Marqués.




sábado, 6 de abril de 2019

Ecos traen lo que llevan,....


Van cerrando las puertas de esperanzas que había,
 porque el tiempo en su oficio pone todo en su sitio,...
y eran mismas mentiras que ademas no decían,
 las que igual se descubren en su propio desquicio.


Unos venden historias de pasado reciente,
y otros callan silencios que de gritos haber,... 
son el frío que sirven con decoro de fuentes,
que en presencia ya pierden lo que no es sostener.

Las riquezas, los lujos son afán de egoísmo,
dimensión de salarios que pronuncian sin más,...
y sonrisas complejas donde advierte el cinismo,
que dejando limosnas se destaca bondad.

Las pensiones no suben porque arrastran miserias,
que sembró aquel pasado en la misma ilusión,...
y en su oficio te pintan ese drama y tragedia,
que despista al presente con la misma canción.

Es el tiempo consejo que asesora en el paso,
porque siendo perenne va avistando la vida,...
y en el mismo mantiene diferencia de casos,
que en diretes se quede un decir que te diga.

Es el tiempo ese amigo que sujeta tu mano,
porque en si confianza te la da con los años,...
y el que igual mismo advierte que creer viene en vano,
pues la misma experiencia ya te enseña en los daños.

Es el tiempo quien dicta diferentes historias,
a las mentes que aprenden y en su tiempo dedican,...
repetir de corrientes que en pintada memoria,
no es ejemplo que iguale al que solo predica.

Raquel Ordóñez Marqués.


martes, 2 de abril de 2019

Son los tiempos que corren, modelar de maneras,...

Fui andando a tu lado, observando los modos,
fui mirando la vida de miradas que tienes,...
digo pues que si miras, aunque no sea a todos,
aprender es sencillo y además te entretienes.

Dicen ecos que corren, que susurra la vida,
que aunque no digas nada, voces hay ya de más,...
porque en mismos misterios, que además son intrigas,
esos ecos te gritan, lo que quieras gritar.

Habla pues la conciencia, dicta pues con el tiempo,
y aunque nunca la mires ella sigue camino,...
porque lleva en garganta, lo que sueltan los vientos,
que en la vida te guía en tu propio destino.

Ahora miro Quijotes y locura perenne,
que se amolda a maneras de costumbres añejas,...
porque en misma cordura es que en si no sostiene,
de belleza soporte que la ayude a ser vieja.

Ahora veo quien eres,...

Raquel Ordóñez Marqués.


miércoles, 27 de marzo de 2019

Porqué tiemblas,...

Hace tiempo que en materia de brujas no me meto , por que si me pongo a pensar, desvarío en términos que conllevan a una locura de expuestos visibles, donde la cordura haciendo de las suyas, diagnosticaría cualquier otra discapacidad, que me arrastraría a diferentes o variadas enfermedades por detallar.
Me pongo a pensar, en todo lo que se puede mover solo y exclusivamente con la mente y me muevo en un mundo de intriga, donde el incógnito es el asegurado de una motivación de suspense ,que me lleva allá donde la misma imaginación es fruto de aquellos misterios que quedan, para una profunda meditación, que a su vez conlleva , a la recapacitación de un modelaje al gusto del consumidor. Donde los poderes y fuerzas que dominan todo, no son capaces de hacer mella ni dominar al detalle, todo lo que se modifica en intenciones.
Dicen que es un don, poder predecir, lo que por vivencias pudiera ser un adelanto de acontecimientos, que se sujetan a una simple creencia, basada en la misma fe que te lleva a seguir teniendo esperanza.
Y como creo que todos son buenos de criterio aunque distorsionados en la imagen que muestran por vivencias y circunstancias que los arrastran a diferenciarse por causa y caso, doy por hecho, que la vida se vive desde las perspectivas que te llevan paso a paso en el camino por recorrer cada uno, asimilando en similitud, lo que por historias pueda ser un deducir de mismo aspecto.
Y acarreando con las mismas decisiones, que de confusos o equívocos, pudieran variar las mismas circunstancias y arrastrarte a objetivos inesperados con desenlaces embarazosos, que se ofuscaran en contrapuestos o controversias, con diferentes fines.
Por supuesto sin contar todos esos casos, que de maldad , odio o cualquier otro sentimiento o sentido, se basara en la violencia que determina desenlaces nefastos, cual objetivo no sería nunca una convivencia en sociedad de alcance en la concordia.

Me basto yo sola para ser capaz,
de entender la vida con luces y sombras,...
y arrastro sentidos de un poder llevar,
al mismo camino que nunca les nombras.

Son los mismo miedos los que considero,
de esa valentía que se ha de afrontar,...
con matices fuera de los mismos credos,
que en el mismo miedo son considerar.

Ahora que lo pienso van en educados,
que en historias cuentan para un sopesar,...
de ese que temblando mismo ha fracasado,
porque en miedos pierdes misma libertad.

Raquel Ordóñez Marqués.



domingo, 24 de marzo de 2019

El precio de la vida,...

En el circulo en que me encuentro, las anomalías son parte del mismo comportamiento a recibir por el entorno habitual,...  Como si quisieran hacer una comuna, que de diferencias fuera normalizado el estado y costumbres de muchos. Cualquiera puede ocupar una vivienda de las que ofrecen en plazas por habitaciones, aunque no cualquiera puede pagar el precio de 450 euros mensuales por la misma, que de suponer sería, debiera tener todo tipo de responsabilidad sobre ellos, si en el proceder no se dieran unas mínimas pautas de seriedad en la convivencia e higiene. Sin embargo, aquí todo es anormal, la convivencia debe ser con quien te toque, sin buscar en similitudes o amoldaciones que afines fueran causa de una perfecta convivencia, lo mismo te toca un dejado que abandona hasta la higiene por una depresión, que un jeta que bajo sus perspectivas no tiene más obligaciones que el levantarse o tumbarse a su gusto dependiendo de su propia demanda.
Todo es un constante de contratiempos, que te hacen observar el entorno más minuciosamente al respecto de las discapacidades, que cubren todo este misterio de controversias por averiguar.
A veces me veo confusa y absurda en este mundo de superioridad determinada, por aquellos que no saben de medidas más que en el común de los usos.
Las enfermedades mentales son tantas y tan variadas, que a cualquier anomalía del comportamiento, le encuentran diagnostico por determinar en objetivo de calificar o estigmatizar a cualquiera.
Algo que hace sin más un mercado asegurado de este tipo de enfermedades, que se otorgan por deficiencias o carencias de la persona a identificar por los especialistas, que de igual modo, sufrirían algún tipo de enfermedad mental si fueran analizados por terceros.
Me siento desolada ante la realidad que me cobija,...


He gastado las fuerzas,
que analizan la vida,...
y ahora se lo que rezas,
porque todo es intriga.

Porque miro los fines,
que afianzan murallas,...
y es que todos te exprimen,
en sus propias batallas.

Ya no sirve de nada,
el saber de los modos,...
porque mismo se acaba,
cual principio fue todo.

Unos piensan que era,
de otros que a ese quizás,..
no encontraron manera,
de un poder otorgar.

Ahora todos son fallo,
del perfecto imposible,...
y mejor es que callo,
lo que sea factible.

Ya no importa esa meta,
que distancia a los sueños,...
porque siempre te vetan ,
los que dicen ser dueños.

Como precio a la vida,....

Raquel Ordóñez Marqués.



viernes, 1 de marzo de 2019

Cuando el viento me acusa,....

Suspiros son maneras de un desahogo que condiciona en modales, suspiros que se entrecortan, cuando en el tiempo vivido te han exigido tanto, que ver el día a día de esos principiantes que se incorporan al trato plural es consecuencia de vergüenza ajena sufrida.
Hoy en el trabajo han invitado a un postre "saludable" a unos ocupantes de ese espacio que pertenece a estudios y practicas y especialidades variadas en el contexto del mundo de la psiquiatría.
El caso es que a quienes han invitado, les han pedido de igual modo que se hicieran cargo de esos deberes que conllevan a la responsabilidad de ciertos talleres y de igual modo "profesionales" que se supone, deben cumplir con la finalización de ese tipo de talleres dejando impecable la zona utilizada así como todo tipo de utensilios que se utilicen para realizarlos.
Se me retuerce la educación, solo de pensar que se puede invitar a alguien y al mismo tiempo cargarle de responsabilidades como cumplimiento de mis deberes. Hacía donde van esos principios que de la misma educación ya era un detalle de hacer participes y obtener opiniones positivas como pretexto de una invitación que libre fuera en su criterio ¿?.
Hoy me parece increíble el comportamiento de aquellos, que se supone deben dar ejemplo de un respeto a los buenos modales.

Se han llevado los modos,
que obtener de maneras,...
era ejemplo de todos,
y parece cualquiera.

Se han llevado el acuse,
que exigiendo en constancia,...
es del mismo que expulse,
de equilibrio arrogancia.

Ya no queda de tiempos,
que marcaran destaque,...
aquejar que en el viento,
en sutiles destape.

Se han perdido las formas,
de modales carecen,...
y parece esa doma,
que en el circo se crece.

Ahora va en el paquete,
de ese dar porque si,...
que el que mismo te ofrece,
se recrea en pedir.

Todos somos iguales,
sin mayor diferencia,...
que el perder los cabales,
sin tener más prudencia.

Ahora mandan los buitres,...

Raquel Ordóñez Marqués.


miércoles, 27 de febrero de 2019

Tiempo que se va,...

Un día más, del expuesto de un presto del día a día vivido,...
La sinceridad del motivo que conlleva a morderse la lengua diariamente, es del silencio esa enfermedad que secunda un malestar inadecuado para todo individuo. Dicen como decir puedan lo contrario, que no hay que decir siempre la verdad, aunque sea de la misma evidencia la prudencia que destaco en dispensar en mismo desgaste, lo que en el silencio pronuncio en pensamientos, que conllevan a una realidad no virtual de los hechos. Osea, menos acomodada a gustos indeterminados del viandante del entorno.
 A veces, por educación, otras por respeto o simplemente por el mero hecho de dejar que esa perdiz mareada, se crea del mismo meollo, lo que de cuestión sea el otorgar que se acomode a ese momento.
Otras veces, por que la ignorancia es tan atrevida, que desgasta en desuso, lo que por acreditar sea del criterio individual, creencia o supuesto de lo seguro y casi siempre por no incomodar, a ese circulo que de sociedad pudiera determinar que estoy equivocada en mis maneras.

Soy como soy y como la misma vida va ejerciendo en fuerza o carácter que determina ser de una u otra forma sin más. No espero que los demás sean como yo, sino que en la variedad la misma vida me vaya aportando en conocimientos distintas formas de ser o ver la vida y que de las mismas sea un crecimiento moderado lo que me destaque como única. Porque todos somos diferentes,...
Hoy simplemente ha sido un día monótono, sin más aportación que la repetición de un cotidiano, en el que la simpleza y costumbre de la zona, hace mella en la constancia.

Se han sentado los modos,
que cansados venían,...
cual de días son todos,
descontar que tenía.

Hasta el sol ha salido,
con el tiempo cambiado,...
porque no hemos tenido,
ni de invierno un nombrado.

Hoy se afirma de tiempos,
que se van aburriendo,...
lo que en penas tormentos,
son de historias atuendos.

Dejadez de constancias,
que de igual discurrir,...
te llevaba a fragancias,
cual deseo es vivir.

Hoy parecen iguales,
que se pintan en cuadro,...
lo que en mismos cabales,
inventó al realizarlo.

Ese que entreteniendo,
se ha llevado mi tiempo,...
y al que hoy voy diciendo,
que me aburro en talento.

Hoy se cierra este día,
como ayer fue pasar,...
lo que el mismo traía,
que repite compás.

Hoy repito mis pasos,...

Raquel Ordóñez Marqués.




sábado, 23 de febrero de 2019

Mira bien la vida,...


Es el mismo entorno el que hay que observar, todos esos puestos que en misma materia son del requerido de experiencia y causa. Todos los que dicen que el saber no ocupa en el tiempo un lugar y hasta del desprecio del mismo perdido, rondan en pretextos de entretenimiento.
No mires la vida como si la misma no tuviera efecto, todo lo que vives son desilusiones o muchos recuerdos que absorben el tiempo. Que llevan memoria de eso que en anhelos queda en el camino de tiempos vividos. Y es del mismo tiempo esa gran tortura que ansía la vida.
Va en el trasferido la causa que llena en misma ilusión, de hacer lo que en tiempo sea requerido por tus circunstancias, no mirar al lado si en el desafío, la misma es acuse de otras circunstancias, que cuentan historia de lo que en memoria son repercusiones.
Vive bien la vida,....
No es ese que dice saber lo que hace quien en tus vivencias tiene la razón, solo es el recurso de lo que en la suya vive en privilegio, de un fácil camino que pintan en tiempos de protagonismo, un simple paréntesis que en fin no sostiene vidas en su ajeno, solo le sostienen en propias necesidades que igual contribuyen a otras circunstancias.
La vida hay que vivirla aceptando la repercusión o efecto de tus propios actos, y amoldarse a esos fallos que por la carencia en el conocimiento de experiencias vividas, pueda ser acuse del error causado. Aceptar con fuerza determinaciones que en si nos conllevan a ese ser maduro.
Todo se repite, todo es un efecto de las mismas causas, mismos los errores y mismos causantes, que en este camino afianzan pasos o solo te arrastran a otro desenlace, misma la sorpresa de lo que en presente puede ser augurio de otro diferente. Solo un recurrente de ese repetido que dicta un sistema en sus pretensiones.

Todo lo que vives,
carga en mismo peso,...
eso que describen,
como un duro hueso.

Va en el requerido,
de ese madurar,...
lo que igual vivido,
te pueda frustrar.

Vive con conciencia,
haz lo que te guste,...
por que es consecuencia,
que nadie te ofusque.

No hagas mucho caso,
al experto en si,....
que en saber de casos,
no supo vivir.

En la vida el tiempo,
es quien te presiona,....
y en los mismos vientos,
otros te cuestionan.

Haz el bien si puedes,
nunca hagas el mal,...
y lo que te lleves,
no será de igual.

Busca las maneras,
y ponte en los modos,...
porque esta quimera,
es juego de todos.

Solo se feliz,....

Raquel Ordóñez Marqués.






Lucha de titanes,...

Como en todos los tiempos, las etapas de lo predecible se repiten en hechos que son ya costumbres, vuelven esas luchas que son el descarne de lo que en palestra se otorga a derechos. Derechos de aquellos, que forman debate y disputa en criterios de todos.
Vuelven las promesas que son de campaña apreso del fácil, del débil confuso que en mismo pretexto vuela en ilusiones de cambios que venden, de los que se inician en este combate de guerras absurdas, que van camufladas en enmascarados de un perfil expuesto.
Ahora se decide en tiempo de todos, lo que en preferencia esa mayoría que expone su voto, va otorgando a todos, los mismos confusos, los mismos que dudan y hasta lo que en tiempo ya mostraron causa de un pasar del tiempo, que implica la vida.
Todo un simulado de cambios que llegan, que amoldan costumbres de aquellos que afirman un variar seguro.
Ya llegó ese tiempo que empuja balanzas a gustos de crédulos, del mismo inexperto que vive en el mundo de las ilusiones y otorga su tiempo a un perder seguro en la misma paciencia.

Vuelven golondrinas,
a cubrir los cielos,...
y es que esta doctrina,
tiene muchos velos.

Vuelven los acuses,
de un retroceder,...
en tiempos que impulses,
al mismo creer.

Juegan con el tiempo,
en sus distracciones,...
y en el mismo viento,
varia las versiones.

Van entretenidos,
era un suponer,...
tiempo que he vivido,
y vuelve otra vez.

Todo se repite,
en esta vieja escuela,...
y aunque no lo admiten,
ahora ya no cuela.

Jóvenes ilusos,
viejos ya cansados,...
tiempo que dispuso,
quien los ha engañado.

Vidas que se pierden,
en este enredar,...
por tiempo que venden,
que de igual se va.

Tiempo que tenía,
tiempo que me queda,...
de lo que decían,
que en tiempo no llega.

Tiempo de un futuro,
que es de predecir,...
te vendió un seguro,
que no has de vivir.

Raquel Ordóñez Marqués.




domingo, 3 de febrero de 2019

Moviendo tiempos,...

Cada momento es fruto del mismo tiempo que pasa, cada circunstancia, es del mismo fruto que de tiempo pase, lo que le depare a cada uno en si la misma vida.
Teniendo esto en cuenta, es de deducir que no todos viven lo mismo y bajo las mismas perspectivas, los cambios de su propia evolución o estanque en el proceder de la vida.
Vivimos en tiempos que de igual presente, son reconocidos por metas y logros, derrotas se llaman en desconsolados, aquellas que asolan en la indiferencia causa en su proceso. Y esto nos hace permanecer en un firme que asegura el solventar de las circunstancias que nos vengan o de igual manera caer en ese vacío, que en misma caída nunca ves el fondo.
Nos encontramos en diferentes etapas de la vida, con la misma que de cara mueva en sus costumbres tiempo y diferencia. Nos enfrentamos en el mismo transcurso con diferentes tiempos y etapas, que de otros mueve en esta memoria la historia a un seguido. Y nos preguntamos en todas ellas, porqué de un motivo que cause la intriga.
En los diferentes resultados que por deducción o interpretación se cause en desvelo, se otorga o afirma o igual en opuestos se alcanzan rutinas.
Todo en diferencia de unos con otros, es un laberinto de enlaces y aciertos, caminos que llevan a ese conformar que aplaca la intriga.

Me he quedado en tiempos,
que mueve la vida,...
y es coger de aliento,
tiempo que te diga.

Muevo los recursos,
muevo el interés,...
y es el mismo pulso,
una y otra vez.

Tengo el tiempo justo,
de vivir la vida,...
y en el mismo ajusto,
días que decía.

Tiempos de otros tiempos,
que en su historia llevan,...
todos los momentos,
que en el mismo quedan.

Ahora lo que dices,
luego lo que hagas,...
todo lo que quise ,
en tiempo que me dabas.

Miro en las maneras,
mismo descubrir,...
que en el tiempo diera,
tiempo de un vivir.

Raquel Ordóñez Marqués.




martes, 29 de enero de 2019

Ahora que me ves,...

Siento que me oyes pero no me escuchas, son palabras huecas que viajan en voces, nunca te has centrado en lo que te digo, por que en si el alarde es saberlo todo,...
Mira la experiencia donde se a quedado, por el simple hecho de quedarse en mudos, todo lo que digo que nunca ha llegado, y en el dicho queda siempre en un absurdo.
Todo lo que haces que en meter es prisa, tiempo que se pierde en este mal hacer, viaja en esos vientos que antes era brisa, y miraba atenta el mismo proceder.
Hoy te miro en ciegos,
hoy ya no me importa,...
porque puse en prestos,
todo mi interés,....
y en los mismos ruegos,
la paciencia agota,
lo que en mismos retos,
ni siquiera ves.

Ahora que te miro,
me produce pena,...
tiempo dedicado,
de este buen hacer.
Que de igual te digo,
corre por mis venas,...
el dolor causado,
que no has de tener.

Todo lo que hago,
todo lo que digo,...
te resulta en huecos,
que no son de oír.
y en el fondo trago,
porque soy mendigo,...
que en el mismo veto,
tengo que vivir.

Ahora que me escuchas,
pido la palabra,...
por si fuera tiempo,
que en el tiempo de.
lo que en misma lucha,
fuese en la batalla,...
de derrota tiento,
de un ganar después.

Raquel Ordóñez Marqués



lunes, 28 de enero de 2019

Prometiste,...

De promesas los vientos,
atizando en sus modos,...
de la espera que en tientos,
son el tiempo de todos.

Esperanza perdida,
que de tiempos saber,...
prometiendo decía,
que era un tiempo después.

Ya no creen maneras,
que de añeja experiencia,...
te promete cualquiera,
y es del tiempo evidencia.


Tiempo en sí dando vueltas,
tiempo ya mareado,...
que en el tiempo alimenta,
lo que en tiempo es pasado.

Raquel Ordóñez Marqués.

sábado, 26 de enero de 2019

Siento que me escuchas,...

En principio doy pié en el compromiso de aceptar que este experimento pudiera llegar a funcionar. Donde la normalidad pudiera ser aceptada a su vez, como compromiso de valorar ambas situaciones, un teatro nuevo lleno de ilusión,....
Se normalizaría muchísimo la convivencia de personas de diferente conocimientos, que vistos de este modo, serían de aprovechar, en conciencia de la misma practica.
Un nuevo roll de convivencia, donde la discapacidad no es la barrera que se opone a una normalidad prevista ya en el enfoque, como una nueva comedía que en diferencias da privilegios de elección, en revocarla a quienes la ponen en practica. Digo yo, que quizás si el compromiso no marcara en detalles privilegios de opciones y fuese leal al mismo se obtendría mejores resultados.
Hablemos de diferencias y en las mismas ya detallaremos quienes se pueden favorecer en esa normalidad que de convivencia, da paso a una relación sin caretas.
Nos relacionamos a diario, con personas con diferentes costumbres, manías y educación por razas o estatus y con todo esto batalleamos en definir con nuestros actos, quienes tienen o pudieran tener razón dependiendo gustos o criterios, basados en nuestras propias experiencias.
Cuando lo natural por compromiso de aceptación, es aprender a conocernos y determinar esas diferencias como conocimiento de nuestra misma experiencia y aceptación. Algo que en conveniencia nos enriquecería mucho más en modos y formas,... Criticamos el entorno, basándonos en nuestras costumbres o de igual modo aceptación de nuestro criterio, de como es o debería ser desde nuestro punto de vista. Sin darnos cuenta ni tiempo para recapacitar sobre las limitaciones de los demás o conocimientos en referencia del tema que se toque.
Todo esto, ya detalla una disconformidad para con los demás y sus maneras, que se opone marcando en limitación nuestras propias preferencias.
Trabajemos un poquito más la tolerancia y la paciencia que vienen siendo ese enlace de la armonía en convivencia para relaciones de corto o largo plazo en bienestar.

Te busqué defectos,
que en mi no veía,...
por que en sí el efecto,
es el que quería.

No miré más modos,
porque en mis manías,...
ya lo tengo todo,
como te decía.

No aprendo más nada,
de lo que me se,...
porque todo acaba,
donde limité.

Es la tolerancia,
 la que me advirtió,...
de aquellas fragancias,
que ella percibió.

Puso la paciencia,
y me dio ese tiempo,...
de esas evidencias,
que hoy son tu lamento.

Vi como llorabas,
como te avergüenzas,...
y hasta lo pensaba,
mientras mismo rezas.

Soy ese egoísta,
que te lastimó,...
porque en propia vista,
nunca nada vio.

Hoy soy tolerancia,.....

Raquel Ordóñez Marqués