jueves, 8 de diciembre de 2016

El Hidalgo perdido,...



Dicen que cuando alguien muere cercano, hay que meterse en su aura, para evitar ser atropellado por sus vivencias.

Para evitar el sentido de los mismos males que le arrastraron a la muerte.

Actos que no todos conocen, pero que resultan llamativos en lo antinatural.

Sucesos que arrastran vivencias, de ese repetir de la vida en casos conocidos, recuerdos que se amontonan de una memoria exigente.

Que obliga al mismo recuerdo en su círculo, paso y cuenta de dar sentido a la vida..


Todos son recuerdos,´
de ese repetir,....
la vida que pierdo,
no es poder medir.

Mismo laberinto,
que dicta la historia,...
todo lo que dicto,
obliga a memoria.

Este sin sentido,
de pasos que dieron,....
pocos entendidos,
muchos los que fueron.

Es como ese puzzle,
que en piezas sin más,...
ya dicta un resumen,
que hay que  colocar.

Pasos que coloco,
huellas que han borrado,....
todo poco a poco,
un mundo alocado.

Muere cuando aclara,
vive si oscurece,....
mismas son las yagas,
y no lo parece.


martes, 6 de diciembre de 2016

La imprenta,...

Como la imprenta que en tiempo antiguo,
 de uso fuera dar en fruto,...
lo que la tinta en asiduos,
camuflados en insultos.

La maldición es tú pelo,
que en el mezclar no es papel,...
pero en visiones es velo,
del ocultar que se de.

Espejo que hace el oficio,
de imprenta en la fantasia,...
de mentes en el desquicio,
pensamientos que no había.

Espejo del escondido,
espejo de ese cambiar,...
que tacha en el mismo olvido,
lo que no supo mirar.

Te encierras en esa historia,
que apresa la misma vida,...
y se precisa memoria,
cual olvidar mismo digas.

Espejo de los reflejos,
del simular paralelos,...
del mundo de los complejos,
que en el creer mismo es verlo.

Cuando en mirar no hay imagen,...

Raquel Ordóñez Marqués

jueves, 1 de diciembre de 2016

Pero se va la vida,...

Las risas fáciles de un día feliz o una alegría derrochante les molesta.
Todo el mundo busca la felicidad, pero si alguien la muestra es ofensiva.
Se deja siempre para esos medios, como tributo de facultades superiores.
No les gusta competencia natural rápidamente la etiquetan en comportamientos inadecuados.
Se cuestionan las mentalidades y se apartan o mencionan síntomas de alteración..
Obligando a una seriedad, o trato poco o nada peculiar.
Una gracia ya es una locura, si además la muestras con ironía estas muerto.
Todo lo que no sea seriedad es cuestionable. La naturalidad se queda entre telones o festejos privados, dónde la locura será un comportamiento nada habitual en un común.
Nos encontramos fuera de lugar,....
Las bromas o chistes imprevistos empiezan a ser solamente meditados. La risa es interna, aunque en ocasiones se escapan carcajadas de libertad. De esas que no puedes evitar, ni contar tampoco por el irascible en aceptarlas.
Siento un burka invisible, que no cubre mi cuerpo, sino mis sentidos.
Que enturbia la mirada en objetivo de la libertad.
En las diferencias está la variedad, la tolerancia, y esa maldita y desconocida llamada democracia.
Ahora todo es gris como el tiempo decorado.
El teatro del mundo se ha cerrado en cotos y costumbres, se han ido mezclando los tiempos, y dependiendo de la zona y el régimen a seguir viven su historia.

Pero se va la vida.,,,,

Raquel  Ordóñez Marqués.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Con toda mi alma,..

Veré en ese agigantado,
la silueta de tus victimas,...
conjugando en el aislado,
lo que de frente es que timas.

Lo que en engaños nos muestras,
con este vil cual teatro,...
que de costumbres nos restas,
acostumbrado al maltrato.

Tú que masticas la vida,
y entre caretas engañas,...
razas de casta e intriga,
como gitano y araña.

Tú que devoras recuerdos,
cual de tragar son verdades,...
de realidad que hasta pierdo,
pues solo veo maldades.

Juegos de laberintos,
entre verdad y mentira,...
de maldiciones y ritos,
del sacrificio de vidas.

Camuflas en escondidos,
lo que de frente cobarde,...
de educado y aprendidos,
la humildad es mismo alarde.

Que Dios te tenga presente,
cuando en el mismo suspiro,...
adiós te diga de frente,
cual realidad misma miro.

Testigos ya son los vientos,
que soplan en el saber,...
que temblaran los cimientos,
cual morir será después.

Raquel Ordóñez Marqués.

martes, 29 de noviembre de 2016

Quijote mueve molinos,...

Con una de cal y otra de arena juega la vida, gigante ignorante que en burlas se mece.
Llegan cabezudos, con sus muchas causas, dictan los sentidos de una nueva obra.
Sucio del mezquino, que egoísta engorda, con vidas disfruta de ese malmeter.
Dice el pensamiento, al meditar batallas, de uso son palabras del  mismo enhebrar.

No  cosas las vidas en mismas enaguas,
que con su volantes sólo es despistar.

Tejo con la aurora y al llegar el día,
tengo en mis madejas fruto de un lanar.
Que de enredadera,enredar que había,
sólo es una hilera para conjugar.

Dictan mis locuras, maldita tu suerte,
menuda la estampa cual finalizar.
A la misma araña, dejando son trampas,
y aunque ella me rete, no puede ganar.

Tejo por la noche,
tejo por el día,
tejo a todas horas,
y sin tejer mas.
Ya tengo en los nudos,
que de unir había,
atado a ese cielo,
siempre con el mar.

Locos por el mundo.,,,

Raquel Ordóñez Marqués.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Derechos,...

Algunos miden la inteligencia por la cordura educada. Un error de naturaleza o de costumbres asiduas a un sinfín de las mismas.
Bien es sabido que la educación ayuda en la expresión y la comunicación para un entendimiento. Pero siempre es un amoldar, que en origen acomoda en beneficio.
Dejando el atributo de la misma en un coto cerrado, cual orientación es desviado para otros menesteres.
Una educación que a su vez es calculada de imposición para bienes ocultos de privilegio, no es si no causante de un menosprecio a la inteligencia natural.
Esta es la que avista y precisa los cambios en el mismo transcurso de la vida. Y hay que recalcar, que gracias a ella, tenemos muchos mayores haciendo frente al mismo presente. "Gente sin estudios, pero con sabiduría de la experiencia y el esfuerzo.
Bienaventurados los que sobreviven a las mismas normas por inercia, porque de ellos es propia la misma naturaleza.

Raquel Ordóñez Marqués.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Los aromas de invierno,...

Si en el olvido se pierde la vida,
y ante sus ojos mirar no es posible,...
que del paisaje variar circunstancias,

Que del decir lo que misma te diga,
y así de igual en el mismo apacible,...
del rellenar son fragancias,
de lo que queda, accesible.

Ésta vida que mendiga,
del placer, apetecibles,...
del direte lo que siga,
aunque no sea admisible.

Ésta vida que se pierde,
y devora, y lo consigue,...
ésta vida que te hiere,
ésta vida, que hasta vive.

Raquel Ordóñez Marqués.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Mi querido Dracull,...

Es como entrar en una novela y entre telones vivir con sus personajes.
Página por página, se van moviendo las escenas y en su conjunto es un recobrar de vida paralelo.
Un continuo de historias por descifrar, donde se involucran los dos mundos a convivir.
Los personajes van tomando vida, a medida que se mezclan con la realidad y adoptando comportamientos cotidianos de otras épocas.
Intercambiando los sentidos por descubrir, que detallarían el espectáculo en su medio. Y haciendo de la misma vida un enigma de dificultades entremezcladas, que conllevan a la confusión del mismo tiempo.
Con costumbres que se enlazan en espontáneos comportamientos, imprevistos de un guión.
Mientras tanto, como si en el florecer de una planta carnívora se expusieran todas las escenas en su interior. Diente por diente de la planta, se va clavando y encerrando en si mismo, en el doblar de los personajes, dejándoles atrapados con una pequeña punta en su apretar.
Dando por zanjado el cierre de telón, en un apresar de tiempos, en el que descubrirlo será de la supervivencia la misma liberación.

Los espejos sirven de escondite o descanso, siendo del reflejar, una mirada a verse envuelto en otro paisaje. Pasar de uno a otro, dependerá de la capacidad de creatividad de cada individuo.
Dando a la imaginación el privilegio de nuevos acontecimientos, fuera de sus propias mezclas.
Entre los dos mundos, se encuentran las batallas establecidas hacia la misma libertad.
Y de la misma historia, intervalos de tiempo en vacíos, que amenazantes son del olvido, mismo descuido a un perderse.
Huecos de historias que fueron derrotadas en una desmemorizante batalla perdida. Y tiempo recuperado para un rellenar por la imaginación.
La historia que se come la misma historia en descuidos, donde los conocimientos no abarcan en su totalidad, la capacidad de los mismos tiempos.
Tiempo que se recupera en los vacíos de nuevos rellenos, donde la ilusión y la valentía, son junto a la misma historia un desafío.
Mientras caminas por este escenario de la vida, el respiro será aliento de nuevas ideas.

Raquel Ordóñez Marqués.




lunes, 21 de noviembre de 2016

Al Límite,...

Ese puntero que detalla todas las acciones del día a día, manipulando el orden de respuesta al antojo de sus preferencias. Reduciendo la movilidad y el derecho a su gusto, con abuso del poder en la opresión o agresión, que en sus hechos, son un clavar constante de vitales.
Un entorpecer del cotidiano o el movimiento natural de una persona.
Oprimiendo a base de clavar en el cuello y enroscar en un martirio insoportable.
Ese antinatural de la propia vida.
Que parece corregirte en derecho de alguna autoridad, que apropiándose se otorga.
En esa agonía del respiro, que te lleva a desear el descanso aunque sea en el suicidio provocado de un final de paz.
Ahí me encuentro, debatiéndome en el mismo silencio, si es merecedor de espera o comprobación alguna. tanta desdicha.
De este desmesurar que ahoga al mismo respiro, e impide a un natural de imprevistos sorpresivos en un cotidiano.

Suplicando vida,...

Raquel Ordóñez Marqués.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Ilusión,...

Se mece en placeres de alcance infinito, y sueña en constante con un alcanzar.
Que llene abundante lo que del poquito, sea regocijo de todo abarcar.
Carrera sin límite, todo permitido, pues misma ilusión, crece sin cesar.
Y suma indiscreta sin ver los prohibidos.
Y educa en los tiempos de tanto soñar.

Raquel Ordóñez Marqués.

Puertas que no existen,...

Y se abrieron puertas,
y sujetan los cerrojos,...
y los mismos retan,
a dejar como despojos.

Malas son fronteras,
de ese cuestionar,...
que de surco hilera,
coto fuera igual.

Se avecinan lluvias,
cúmulo de penas,...
de lo que se enturbian,
las mismas condenas.

Aguas que se mezclan,
con aguas de haber,....
al pobre le prestan,
atención de ver.

Nuevas las miradas,
sucias las conciencias,,..
todo lo que daban,
perdió la evidencia.

Raquel Ordóñez Marqués.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Este mundo de locos,...

Toda esta historia empezó hace muchísimos años y se puede resumir en unas páginas, aunque por lógica bastantes cosas pueden quedar por el camino, a mi forma de ver o entender la vida, o la historia, intentar reducirla a un texto es perder información relevante pero aun así trataré de exponer mi forma o manera de entender o no entender todo lo que yo entiendo y comprendo cómo una serie de injusticias, que aún hoy siguen repitiéndose aunque disimulado al final y al cabo viene a ser lo mismo, una injusticia y un engaño en el que nadie es capaz de poner fin, es más tampoco interesa cambiarlo.
            En conclusión viene a resumirse en una frase: “Todo lo diferente como no lo entendemos o es malo o nos puede hacer daño”. Así que lo que hacemos es aparatarlo para que el miedo a lo desconocido siga siendo eso miedo a lo desconocido.
            Esto como ya he comentado antes empezó hace muchos siglos, desde que tenemos una memoria, desde que tenemos conocimiento, bien por escritos o bien por imágenes interpretadas a gusto de cada uno.
            Como más reciente empezaré mi disertación en la edad media cuando algo que denominaban “Inquisición”, quemaba y torturaba a todo aquel que de alguna manera iba en contra de sus ideales. Sólo había una verdad lo que “Jesús” había pronunciado, o más bien lo que decidieron que debían ser los mandamientos de nuestro señor en el concilio de Nicea, trescientos años después de la muerte de este (que por si no lo sabéis fue convocado por un pagano Constantino I para beneficio propio) y posteriormente fue reformada en el concilio de Nipona y todavía fue más estrictamente malograda para sus propios intereses en el Concilio de Trento.
            En fin que todo aquel que iba en contra de los principios establecidos era condenado, torturado, injuriado y posteriormente ajusticiado.
            Dentro de esas estipulaciones, se encontraba que la tierra era plana, que el sol giraba alrededor de la tierra, que el mundo se acababa poco más allá de Finisterre, etc.,
            Pero entonces algunos “locos” contradijeron y demostraron que todo eso eran infamias, creadas para introducir el miedo en el alma de todos.
            Entre ellos Copérnico o Galileo que después de exponer sus ideas sobre el sistema solar, acabaron muriendo en circunstancias sospechosas, el segundo fue quemado por hereje.
            Posteriormente apareció otro “loco”, no si os suena un tal Cristóbal Colón que intento llegar a las indias por un camino más corto y murió pensando que lo había conseguido, pero un italiano llamado Américo Vespucio, demostró que lo que había encontrado otro continente.
            Después apareció otros “excéntricos”: Magallanes y El Cano que dieron la primera vuelta al mundo destrozando todos los mitos impuestos por los que mandaban en ese momento.
            Ahora nos iremos al siglo veinte donde aparecieron bastantes “pirados “ más, entre ellos Marie Curie, Charles Darwin, Louis Pasteur, Albert Einstein etc., que todos consideraban locos, gente que no sabía lo que hacía que se le iba la cabeza, y en parte tenían razón puesto que todavía hay teorías que tardaremos muchos años en demostrarlas.
            Lo cierto es que ahora somos más pragmáticos, ahora distinguimos a los locos de los excéntricos. Si significa prácticamente lo mismo, la diferencia es que los primeros no tienen ni protección, ni dinero, ni medios y los otros sobresalen en diversas ciencias, o tienen dinero, o simplemente nos sirven para un bien común, que bien por casualidad o por ingenio se han hecho un camino en la vida.
            Pero los que más me interesan son los primeros, los desfavorecidos, los que no tienen nada, aquellos que dejan de ser personas para empezar a considerarlas como números.
            Es muy fácil apartar a la gente que no te interesa, hay muchos ejemplos, si es verdad que son muy drásticos, pero al final y al cabo, el principio es el mismo alejar de la gente que consideramos normal de los que no se merecen una vida plena (Hitler, Mussolini, Stalin, Lenin, jemeres Rojos, Castro, Ben Laden, etc. etc., etc….
            Si, ahora no los matamos simplemente los apartamos, los metemos en centros como un rebaño que no tiene por qué relacionarse con la sociedad.
            Ahora hay ciertas empresas “sin derecho a lucro” que se dedican a “cuidar” de ellos, aunque su único y final fin es el de a base de aprovecharse de ellos, crearse un status en la sociedad que si de verdad quisieran saber lo que hacen seguramente nos escandalizaríamos.
            Mi caso aunque no es especial ni mucho menos, reconozco que tengo problemas, no me considero ni quiero considerar que tengo una enfermedad, sin embargo me metieron en esa comuna, personalmente pienso que el único fin que tuvieron y tienen conmigo es meterme en ese círculo vicioso, si tomas pastillas estarás bien, si trabajas por una miseria estarás perfecto, no necesitas integrarte en la sociedad puesto que eso restaría ingresos a esas supuestas organizaciones, que supuestamente valga la redundancia, sólo buscan tu bien.
            Por suerte a algunos nuestra familia nos ayuda, pero es cuando esos pobres que su familia, que su entorno, ni quieren saber nada de ellos, ni les importa ni como están, lo único que quieren es quitarlos delante, ahí es donde están perdidos.
            Me da lástima ver a esas personas tratadas como ganado, si es cierto que los hay que no están para convivir en una sociedad, pero hay otras que son muy inteligentes y que no tienen medios para defenderse.
            Al final parece que no hemos evolucionado tanto como parece, seguimos haciendo grupos, apartando de nuestro lado todo lo que nos impide llevar una vida “normal”, seguimos discriminando a las personas que no son como nosotros, que no son de nuestro status, que pena que no podamos aprender nada de la historia, claro que para eso hay que leer, recordar, estudiar caso por caso, tener humanidad, y por supuesto eso es mucho más complicado que apartar a todo el que no sea “normal” y desecharlo de nuestra vida.
            Sé que es importante para la sociedad que existan ese tipo de empresas “sin ánimo de lucro” como ya dije antes, pero que manejan dinero negro y tratan a la gente como si fuera un rebaño.
            Con esto no quiero decir que no puedan hacer un beneficio a todos nosotros, que haya personas allí trabajando que no les importe para nada los llamados “enfermos”, claro que las ahí, la pena es que son las menos, puesto que la mayoría de ellas ni tienen formación ni vocación, ni les importa nada lo que sufren o dejan de sufrir todas estas personas.
            Yo personalmente estoy muy agradecido a muchas de esas personas, me han ayudado, me han echado una mano y en parte gracias a ellas ahora vivo una vida más o menos normal.
            La queja es que la mayoría de ellas están metidas a dedo, ni saben, ni quieren, ni piensan, en aprender a tratar a estas personas para que evolucionen y puedan de nuevo entrar a formar parte de esta sociedad. En realidad este tipo de gente es la que hace que en vez de hacernos progresar nos meten cada vez más en un agujero del que se nos hace al final imposible salir.
            De todas formas mi agradecimiento a esas personas que se desviven por que los mal llamados “locos” recuperen su autoestima, y sean capaces de llevar una vida más o menos normal. Lástima por las otras que no hacen más que hundirlos y someterlos para beneficio propio.

            Y a esas empresas me gustaría que en vez de enriquecerse y aumentar su patrimonio mejoraran el nivel de vida de la gente que supuestamente tienen a su cuidado. En el caso de que las contraten le den un empleo y un sueldo digno, y no como hacen ahora que sólo piensan en beneficio propio.

Los inmortales

Los cuerpos en su realidad, son como estelas que se lanzan en la búsqueda de vida, o se recogen en las vivencias, transformando el cotidiano en pesadillas. Aferrados a un apretar que exprime cualquier cuerpo al paso.
Una matemática que los une, suma, resta, divide o multiplica, según semejanza.
En la misma unión, existe la similitud, pago precio del mismo descontar de la vida.
Las palabras, los gestos o muecas, y las costumbres que arrastran vivencias de historias enteras.
Por eso la vida es eterna de algún modo.
Aunque se plagia en tiempo y se persigue así misma en los comunes.
Como si fuese una masa gelatinosa, se mezclan los cuerpos, unidos por las similitudes se amontonan en las infinitas existente. Doblegando en voluntad a las más débiles y sometiéndolas en la inconsciencia.
Los conocimientos básicos, son como colmenas macerando un rebosar de la abundancia.. La memoria histórica, es el precio del pago en precio, el descontar o sumar dependiendo la evolución.
La ignorancia es el riesgo, al igual que el vacío que se mueve entre los nuevos nacidos.
Carnaza de un seguimiento de educados y costumbres que ya mantienen el mismo perseguir.
Muertos vivientes agarrándose a cualquier aliento porque de vida es unión que les doblega.
Y en el nacer ya viene la agonía de esta batalla.
No hay autoridad que pueda impedir crecer a la masa en unión, ni división que no sea el mismo aliento, quien nos suprima.
Trenzar de la vida que en invisibles va creciendo a expensas de la misma que se evapora. Y el recuerdo perenne de la misma vida en su propia carrera, como inmortal de haberes.

Raquel Ordóñez Marqués.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Es un punto necio,...


Como si de madera se tratara clavan puntas constantemente en las amígdalas, atravesando todo aliento al respirar, sin pausa para la meditación de logros. No hay debate.
La obcecación del impuesto, recibir el acuse de las mismas puntas sin pausa.
No existe la tregua ni el recapacitar en las posibilidades, por eso la reacción es violenta, una actividad de agresividad invade todos los sentidos, todas las defensas
La crispación es todo el logro que se menciona, no hay debate, ni existe la posibilidad del mismo.
Todo es un punto zanjado, ante la escasez de sus facultades y sus actitudes.
Quienes lo perciben y mantienen esas vivencias, sufren sin consideración de ningún tipo un ataque sin final.
Un atropello de todos los derechos sin más opción, ni debate., que verse apuntalado en un seguido.
 En estos casos de poco sirve la asertividad y los conocimientos.

Es un punto necio,....

Raquel Ordóñez Marqués.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Se mueve a niveles de educación,... y es la vida.

Desde los enchufes, se mantienen hilos de vida, que pueden acoplarse en posturas al cuerpo. Acomodándose a la misma imagen que suplantan. Cuerpos presentes de vida en la estancia,..

Invisibles que pasan desapercibidos, a no ser por la radiciación  que suministran en el contacto y que son trasmitidas en redes de corto y largo alcance.
Creando una desestabilizad provocada  por diferentes situaciones emocionales , que sirven como análisis de la propia vida en su restauración.
Vivencias de paso,...
Recurso de percibir o empatizar con la vida ajena. O situaciones de conflicto o bienestar, en las que se involucran las emociones.
La vida en su propia carrera, con circuito propio.
El miedo no existe, es la incertidumbre lo que te invade en todos los sentidos.

La vida son burbujas guardando en ecos y siluetas todas las situaciones de las mismas vivencias, conservando de igual modo los gestos o posturas.
E interfiriendo en las vidas comunes por igual, como rastro que se persigue.Diferentes situaciones, diferentes escenarios y todos ellos compartiendo un debate de comportamiento , con diferentes protagonistas.
Estelas del rastro que se mezclan en conflicto o beneficio de irse restaurando.

Que bonito sería,...

Raquel Ordóñez Marqués.


sábado, 12 de noviembre de 2016

Puntos de vista,...

en
Diferentes creencias, diferentes estudios, diferentes educaciones etc,....
Sobre todo se puede llegar a especular referente a una conducta.
En los inicios que sólo de ignorancia se tratara, las deducciones serían Maestra del adquirido.
Toda locura, es de la "cordura" educada, un estudio de especulaciones al acierto.
Dejemos aparte la demagogia,...
Toda educación se basa en pautas experimentales de conocimientos adquiridos y elaborados para secundar un estudio.
En este caso, la historia es, cada uno con su experiencia.
En ese espiral de conocimientos, donde se repiten las palabras y al uso llegan a ser atributo de un variar de comunicados, las diferencias, también son el inicio de un seguido.
Y del interpretado, que en libertad, no cuestione a las mismas diferencias.
No todos tienen el mismo enfoque sobre la vida y no por ello es merecer de menosprecio.
Basándonos en lo aprendido individualmente, dejemos que sea la misma ignorancia quien nos guíe, como común de plurales.Y metidos en esa burbuja de sucesos, de cuyo nombre locura es el arte, nos dejamos arrastrar por los misterios.

Quijote en los vientos,
dejando su rastro,...
trayendo argumentos,
de loco cual casto.

Visiones, batallas,´
historias de haber,...
las mismas agallas
son de suponer.

Victorias, derrotas,
romance y dulzura,...
al vuelo gaviotas,
menuda locura.

Iba protegido,
con esa armadura,
Miguel elegido,
Cervantes postura.

Se escucha, se habla,
y van murmurando,...
todo es una tabla,
de este ir calculando.

Mírame bien Sancho,...

Raquel Ordóñez Marqués.



Metafóricamente,...

El abandono era tal, que todos los enseres del hogar, se impregnaban del paso del tiempo. De la estabilidad que recoge el mismo en ápices insignificantes, que se magnifican en el constante.
El polvo hacía oficio de decoro, siniestra y sombría en la luz que le acompaña.
Al paso del mismo investigar, las garras imaginativas se apoderaban de la persona. Como un acariciar del miedo que te secuestra.
Que te trocea en interés de la mirada, dejando parte de ella en cada posición, en cada gesto.
El olor era un rancio húmedo, que penetraba en el cuerpo como hedor.
El revisar todas las estancias, fue ligero en tiempo, apenas cuatro habitaciones y un baño que de dos metros por dos era el espacio visible al mantener la puerta abierta.
Muebles semimordernos que le daban un aspecto recuperable en posibilidad.
 Era de imaginar, que el paso del tiempo, sólo era un abandono pasajero.
Un decaer de la personalidad al afrontar el mismo tiempo que hace frente a la vida.
La soledad compañera de cada individuo haciendo mella en la trasmutación de las edades.
Necesidades y carencias jugando en la balanza del equilibrio, contra el afrontar de la persona.
Y la pasividad elegida en el mismo paso que se recoge en el abandono.
Desilusiones en el transcurso de los cambios o etapas de la vida.
Nada que no fuera de recuperar bajo otras perspectivas, trabajado desde la ilusión y la esperanza.
La vida luchando y defendiéndose en el aprendizaje de vivirla.
Se encendió la luz,...

Fueron ventiladas las habitaciones en singular y retomando un aspecto más saludable.
La mirada ya no se quedaba sujeto en ese apresar de abandono.
La ilusión daba color a la sonrisa  y se manifestaba en intención de renovar.
Un paso al frente de la intención, daba recursos de cambios y modificaciones.
Y resurgió el soñar, las ventanas se abrían a las posibilidades y al encantamiento.
Y la puerta era una llamada en espera.

Un sueño encantado,....

"Pero sólo era un poeta quien miraba"

Raquel Ordóñez Marqués.

Si supieras,..

El poeta llena el alma,y se embriaga con el sentir de la vida.
Se libera en el acomodar y acochar de las palabras, acunando en entonaciones los ritmos.
Los medita y trasforma disparando acordes de sus entrañas.
Expulsa la voz del silencio en gritos rimados, en alientos de vida simples y compuestos.
Y descansa en su respiro, porque le paga el soñar de la esperanza.


En el arte de enseñar,
un poema me dejaste,...
en esa forma de endulzar,
este grueso que es el arte.

Raquel Ordóñez Marqués.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Tiempos,...

Si en cada palabra, las mismas ya son de un plagiar, que se repite en derivación de diferentes frases, textos o historias.
La pescadilla que se muerde la cola, ya formaba parte de ese diálogo de diferencias, que bajo conversación desemboca en gustos o aprendidos.
Quiere decir, que cualquier elaborado, ya era parte de esa matemática de exactos en calculados.
Y que de opciones en su riqueza, se fortalece en un restar que suma en su origen.

Como aprendido te dejo mi parte,
que en singular es de suma en el fácil,.. 
lo que decoro en palabras con arte,
de este poder que es perdido en su frágil.

Ya no me queda un sentido que dar,
siendo del fruto aprender que enseñaste,...
y hasta en miradas perdidas se van,
lo que de fijo en palabra amarraste.

Sentido de un mismo comer de la vida, repartido en tiempos que dispares son de las diferencias un entretener que se persigue.

Raquel Ordóñez Marqués.

Los tiempos que hablan,..

En el desconcierto de un diario que oprime,que se cuestiona así mismo en el que hacer o decir.
Un paréntesis de tiempo conjugándose entre si.

Se me perdieron momentos,
que en el pasar cual contar,...
solo se habla de tiempo,
que no se sabe esperar.

Y al deducir era de otros,
lo que vivía al pasar,...
y en esquivar eran rotos,
cual no poder detallar.

Ahora descubren locuras,
mismas de ese secundar,...
cual rescatar fue cordura,
de ese perdido encontrar.

Y se marcharon los tiempos,
y en ellos viene el que está,...
y en agitar solo es viento,
que alimenta el respirar.

Raquel Ordóñez Marqués.